Desodorantes más allá de nuestra piel.

Desodorantes más allá de nuestra piel.

Desodorantes y Antitranspirantes actúan más allá de nuestra piel...La finalidad de este artículo no es otra que la de intentar arrojar un poco de luz sobre un tema lleno de entresijos y controversias, esperamos con él, aportar criterios de elección.

Uno de los errores más frecuentes suele ser el de confundir Antitranspirantes y Desodorantes, y es por ello que comenzaremos detallando las características y propiedades de cada uno de ellos a fin de poder diferenciarlos.

Los ANTITRANSPIRANTES o ANTIPERSPIRANTES están destinados a Suprimir o Limitar la producción la producción excesiva de sudor tanto axilas como palmoplantar. Entre los principales activos utilizados encontraremos las sales de aluminio o de circonio, que funcionan mediante mecanismos de vasodilatación provocando así una ligera inflamación del canal sudoríparo, vía de excreción del sudor ecrino, y del folículo piloto, vía de excreción del sudor apocrino, lo que genera una Hiperqueratosis, (Engrosamiento de la capa externa de la Piel). Teniendo como resultado, la disminución del diámetro de luz de los conductos, que se obstruyen impidiendo la secreción sudorípara contribuyendo así al crecimiento de folículos.

                                                                                                                                                        

Hasta el momento los estudios realizados no han demostrado que las sales de aluminio puedan provocar o estimular el desarrollo de ciertas enfermedades, así como tampoco prueban que no lo hagan, lo que sí demuestran es una relación directa entre dichas sales y una alta incidencia de reacciones alérgicas y problemas derivados de la falta de excreción natural de la piel. Parece por tanto, que la solución más razonable para la elección de un producto destinado a combatir mal olor corporal sea la del Desodorante Frente al Antitranspirante.

Los DESODORANTES son cosméticos destinados a impedir, atenuar, enmascarar o eliminar el mal olor corporal. Incorporan en su formulación como principal componente sustancias antisépticas e inhibidoras de la proliferación microbiana en la superficie cutánea. Actúan por tanto limitando el desarrollo de la flora bacteriana responsable de degradar los componentes del sudor que originan compuestos fétidos. No debemos olvidar que esa bacteria causante del mal olor (CORYNEBACTERIUM) nos ayudan a mantener el equilibrio Microbiano de la piel y que con un uso excesivo de desodorantes extinguiriamos por completo estas, con lo que favoreceríamos la proliferación del (STAPHYLOCOCCACEAE) otro tipo de microorganismo no beneficiosos para la salud de nuestra piel. Es por ello por lo que no debemos abusar de su empleo, e intentar Evitar un exceso de aplicaciones de este ya que en algunos casos Un abuso puede causar un efecto contrario y acrecentar el problema de exceso de mal olor.

Es decir, en rigor un Desodorante es un Producto Antibacteriano cuyo único fin es evitar la aparición de malos olores cuando se produce la sudoración corporal, mientras que un antitranspirante lo que busca es bloquear parcial o totalmente dicha sudación. Así como el uso de desodorantes va a ser siempre mucho más respetuoso con el proceso natural de nuestra piel que los antitranspirantes, cabe resaltar la importancia de los ingredientes que a veces contienen estos. En la lista de ingredientes más perseguidos, además de las sales antitranspirantes, nos encontramos con los parabenos, ingrediente utilizado como conservante y/o preservativo de fórmulas cosméticas,  aunque es cierto que cada vez son más los fabricantes que han decidido retirar los parabenos de sus productos, todavía son muchos los productos de higiene y belleza que los contienen, también podemos encontrarlos en productos alimenticios, los más usuales son (metilparabeno E-218), (etilparabeno E-214), (propilparabeno E-216), para poder detallar con claridad cómo funcionan y que hay de bueno y malo en estos ingredientes dedicaremos un artículo completo a sus propiedades, efectos y procedencia,con respecto a su uso como conservante en desodorantes nos ceñiremos a lo que  evidencian los últimos estudios realizados. Uno de los últimos  estudios realizados revelaba que de las veinte muestras de tejido tumoral mamario que se tomaron, en dieciocho se encontraron restos de parabenos, es en este punto donde me gustaría señalar que aun así este estudio no probó que esos parabenos fueran los causantes del cáncer de mama, ya que según este estudio no se tomaron muestras y analizaron tejidos de otras partes del cuerpo para comprobar que los parabenos en estas personas se encontraban solamente en el tejido carcinógeno de las mamas y no en todo el organismo, además en ese estudio tampoco se identificó el origen de procedencia de dichos parabenos. Sin embargo la Bióloga PHILIPPA DARBRE de la Universidad de Reading la que posteriormente afirmaría que el tipo de ésteres encontrados en tumores de mama indican que proceden de su aplicación a través de la piel, es por ello que en toda Cosmética Natural, Sana y sobre todo Responsable se prescinda totalmente de estos ingredientes.

0 Comentario

Dejar un comentario

Reload

Enviar

 

Categorías

Últimas entradas

  • Cuidados frente a la Radiación Solar...

    Saber proteger de forma adecuada Nuestra piel en cada momento y la elección del producto correcto  según sean los Factores Externos a los que nos...
  • Desodorantes más allá de nuestra piel.

    Desodorantes y Antitranspirantes actúan más allá de nuestra piel ...La finalidad de este artículo no es otra que la de intentar arrojar un poco...
  • Belleza Serena

    PROXIMAMENTE...

tags populares

No hay tags

PayPal